Mascotas

En castellano
En català

La vida diaria con el perro

Libros de perros

AGILITY

Agility

 

PERRO MESTIZO

Perro mestizo

EL NUEVO LIBRO DEL SAMOYEDO

Samoyedos

 

PERROS SANOS.. DUEÑOS FELICES

Perros sanos, dueños felices




El perro ya está aquí, se ha comprado el equipo necesario y ahora empieza la convivencia cotidiana. Como los perros son seres vivos que necesitan autoridad, se someten gustosamente a un ordenamiento preciso (son muy reacios a los cambios) y quieren saber exactamente cuál es su lugar y a quién pertenecen. Es necesario organizar su vida de manera conveniente. Seguro que usted se ha propuesto ayudar a su perro a conseguir su bienestar físico, psíquico y social. Por eso entiendo, que el perro debe vivir conforme a su naturaleza y su dueño debe tomar en cuenta su forma de ser y sus rasgos naturales, lo cual requiere lugares y horarios fijos.

Los perros son animales de costumbres.

UN SITIO PARA COMER Y UN SITIO PARA DORMIR

Un sitio para comer: Las escudillas de su perro deben colocarse siempre en un sitio determinado. Allí se le dará siempre la comida y, a ser posible, a la misma hora. El mejor sitio es la cocina, donde el suelo se puede limpiar fácilmente, pues los perros manchan mucho cuando comen, sobre todo cuando eligen los trozos de carne de entre la verdura o el cereal. A ser posible, coloque la escudilla en una esquina o al menos en un sitio donde el perro no sea molestado mientras come. En ningún caso debe ser un pasillo u otro lugar de la casa por donde haya mucho tránsito: al perro no le gusta que le molesten cuando come. Si se le molesta:

· El perro tiende a comer demasiado deprisa.

· O se conseguirá el efecto contrario: el perro comerá mal y despacio.

· El perro puede pensar que le quieren quitar la comida, la defenderá y, consecuentemente, nadie podrá entrar en la cocina cuando el perro esté comiendo. Ese grave defecto de comportamiento es muy difícil de corregir. La elección del sitio apropiado para comer evitará tal comportamiento en el perro.

El recipiente para el agua puede ponerse junto al de la comida o puede estar en otro lugar, en el pasillo, por ejemplo, en el lugar donde duerme o en ambos sitios. Siempre debe tener agua fresca. Soy contrario a la opinión de los muchos que no consideran oportuno dar agua al perro más que cuando tiene sed; creen que el exceso de bebida reblandece sus músculos, Las causas de que un perro beba demasiado, pueden ser:

· Que necesite mucho líquido porque su comida es muy seca.

· Que esté enfermo. En cuyo caso hay que llevarle al veterinario.

· Que beba por aburrimiento, en cuyo caso tendrá que quitarle esa costumbre ocupándose más de él.



Aún cuando ambos se lleven bien, a la larga no deberían comer dos perros en el mismo recipiente.



La clásica cesta del perro, en la que el animal se encuentra muy cómodo. La foto muestra a un perro pachón en su cesta de dormir.

El sitio para dormir: El lugar en el que el perro duerme o descansa durante el día también debe estar en un rincón tranquilo, libre de corrientes de aire. En una casa, no lo sitúe en el pasillo o junto a la puerta, pues el perro pensará que tiene que guardarla y se quedará allí durante el día, salvo que se suba a una silla, pues a los perros les gusta yacer en sitios elevados. Asígnele una silla sólo para él y así evitará que se suba a las demás. Extienda sobre ella su manta, no tanto para proteger el tapizado como para darle la impresión de que «es su silla». Si su casa tiene jardín, el perro podrá estar durante el día cerca de la puerta para que vigile la entrada de extraños.

En verano, los perros gustan de acostarse delante de la puerta o en el balcón¡ desde donde pueden contemplar los alrededores y echar un sueñecito. En cualquier caso, hay que utilizar una manta para aislarles del frío del suelo. Por la noche, donde mejor duerme el perro es en el dormitorio. La razón está en su origen de lobo, que como tal quiere estar siempre junto a su «familia». Si se le echa del dormitorio se sentirá repudiado. Otra cosa es si hay dos o más perros, pues entonces constituyen por sí mismos una «familia» y pueden dormir juntos en cualquier otro sitio.

Permitir la estancia en el dormitorio sólo a uno de los perros puede ser un gran error, pues el elegido se sentirá favorecido y eso puede trastornar el orden jerárquico natural.

Es absolutamente necesario que el perro cuyo dueño trabaja y por lo tanto está solo la mayor parte del día, por la noche duerma en la misma habitación de su amo, que debe ser su sitio habitual. El dormir en habitaciones diferentes, si uno de los cónyuges no acepta la presencia del perro, tiene como consecuencia que éste se sienta más próximo a la persona con quien duerme. Piense que es por la noche cuando el perro suele estar más tiempo en contacto directo con «su familia». Eso no significa, necesariamente, que tenga que dormir en la cama de su dueño.

El perro en la cama. La mayoría de los dueños de perros niegan que éstos duerman con ellos en la misma cama, pero eso no es cierto, Las encuestas dan los siguientes resultados: un 40% de los dueños de perros duermen con ellos en la misma cama (por supuesto, a los pies del lecho), a otro 20% le gustaría compartir su cama con él, pero no lo hace por razones de higiene; el resto considera que dejar al perro que suba a su cama es, sencillamente, una guarrería. Son puntos de vista que comprendo perfectamente. Coincido con el profesor Reinhold Bergler cuando afirma que «si se cumplen todas las normas higiénicas básicas y se llevan a cabo las necesarias vacunaciones, el peligro de transmisión de enfermedades del perro al hombre es prácticamente inexistente».

Sin embargo, el peligro de infección aumenta considerablemente cuando los espacios que ocupa el perro y sus utensilios no se limpian a fondo de manera sistemática.

Mi opinión personal: soy partidario de que el perro comparta el dormitorio, pero también de que duerma en una silla o en su propio cojín.

No me gusta tenerle en la cama; resulta un tanto incómodo. Prefiero prescindir de la cesta del perro; primero, porque es difícil de limpiar y, segundo, porque cruje cada vez que el perro se da la vuelta por la noche. Para que el perro pueda saciar su sed, pongo un recipiente con agua junto a la puerta. No me molesta el ruido que pueda hacer mientras bebe por la noche.


Bibliografía: "Todo sobre tu Perro"
para su mejor cuidado, comprensión y adiestramiento
(Ulrich Klever)
Ed. Everest

seguros veterinarios

Página PrincipalArtículos MascotasArtículos PerrosSección Perros
Copyright © AmiMascota.com, Todos los derechos reservados.